FANDOM


Richard Byrd 1927.jpg

Richard Byrd en 1927.

Richard Evelyn Byrd o Richard Byrd (Jr.) (Winchester, Virginia, 25 de Octubre de 1888 - Boston, Massachusetts, 11 de Marzo de 1957), fue un importante explorador y aviador estadounidense, y especialmente por sus conocidos y audaces vuelos sobre la Antártida, que permitieron conocer mejor la configuración geográfica del continente helado. Destacó en todas sus facetas profesionales: escritor, explorador, aviador y oficial de la Marina.

Se graduó en la Academia Naval de los Estados Unidos en 1912. Pasados unos meses, fue destinado a la Escuela Naval de Aviación (de reciente creación). Durante la Primera Guerra Mundial mandó una estación aérea en Nueva Escocia, siendo promocionado después de la guerra a Comandante.

Expedición Ártica

En 1925 comienza con las expediciones, dirigiendo a su unidad aérea naval a Groenlandia. Desde allí, experimentó por primera vez la eficacia de los aviones en la empresa polar, al sobrevolar la isla de Ellesmere. El éxito del vuelo le hizo pensar en la posibilidad de alcanzar el Polo Norte por vía aérea. Mientras tanto, reclama una vasta extensión de territorio del Ártico para los Estados Unidos.

El 9 de Mayo de 1926, junto al piloto Floyd Bennet, despegó desde la isla de Spitsbergen (Noruega) hacia el norte, y afirmó haber sobrevolado el Polo Norte, lo que le trajo gran renombre, una Medalla de Honor, y financiación para sus vuelos sobre el Polo Sur.

Sin embargo, desde el principio, se expresaron dudas sobre si efectivamente Byrd había sobrevolado el Polo Norte. En 1996, estas dudas se confirmaron cuando fue encontrada su bitácora. El diario mostró que las anotaciones del sextante habían sido borradas, y se inventaron cosas en el informe oficial.

En 1927, Byrd se convirtió en el segundo en sobrevolar el Atlántico desde Estados Unidos a Europa (meses después de Charles Lindbergh), junto a otros dos pilotos. Aunque estrelló el avión en Francia, no hubo pérdidas humanas.

Expediciones Antárticas

Richard Byrd.jpg

Richard Byrd en la Antártida.

Posteriormente, Byrd se mostró interesado en la Antártida, llevando a cabo 3 expediciones científicas, cuidadosamente preparadas y provistas de grandes medios, entre 1928 y 1941.

En la primera expedición (1928-30), establece el campamento base «Little America» en la punta norte de la Isla Roosevelt, en el Mar de Ross. Ésta contaba con laboratorios, talleres, almacenes, una estación de radio y un hospital. Byrd y sus 42 hombres, vivieron allí durante 14 meses.

El 29 de Noviembre de 1929, Byrd, acompañado de tres hombres, parte desde allí para cartografiar 388.300 Kms² de tierras inhóspitas. En ese vuelo es descubierta la llamada Tierra de Mary Byrd e importantes cadenas montañosas, se explora la Tierra de Eduardo VII, se da la vuelta completa al Polo Sur, y se sobrevuela éste con éxito. Toda una hazaña en su tiempo.

Finalizada la expedición, en 1930, se le condecora con una Medalla de Oro, y es nombrado Vicealmirante de la Marina.

Sello Byrd.jpg

Estampilla de 1933, con motivo la segunda expedición antártica de Richard Byrd, y que conmemora sus logros anteriores.

En la segunda expedición (1933-35), pasó 5 meses sólo en un refugio a 290 Kms al sur del Little America para una serie de estudios de las condiciones meteorológicas en el interior del continente, llegando a soportar hasta 50 grados bajo cero. Durante ese tiempo, sólo se comunicó con la base por medio de una radio. Finalmente, al no tenerse más noticias suyas, fue rescatado por un tractor.

El resultado de la expedición fue fructífero: además de los estudios personales de Byrd, el resto de la expedición logró inspeccionar un vasto territorio de 1.165.000 km². Tierras desconocidas en aquel entonces. A la vuelta de la expedición, en 1935, Byrd recibe una nueva Medalla de Oro.

En su tercera expedición (1939-41), realizó más vuelos, descubriendo el límite sur del Océano Pacífico.

Tras estas expediciones científicas, se desempeñó como Almirante en otras tres expediciones, ésta vez de tipo militar, entre 1946 y 1956:

  • Operación Highjump (1946-47).
  • Operación Windmill (1947-1948).
  • Operación Deep Freeze (1955-1956).

Extrañamente, murió el 11 de Marzo de 1957 en Boston, mientras dormía. Estaba preparando una nueva Operación para la temporada 1957-58.

Desinformación I: Amedeo Gianini y Ray Palmer

En 1959 fue publicado el libro «Mundos Más Allá de los Polos», de Amedeo Gianini, que defendía la Teoría de la Tierra Hueca, con grandes aperturas en los Polos por las que se podría ingresar a la Tierra Interna. Según Gianini, esta teoría habría quedado demostrada cuando, supuestamente, Richard Byrd se adentró en la Tierra Interna, tanto desde el Polo Norte como desde el Polo Sur.

Siempre según Gianini, en Febrero de 1947, Byrd habría volado hasta el Polo Norte, adentrándose 1.700 millas (unos 2.735 Kms) en la Tierra Interna, en un vuelo de 7 horas, tras el cual tuvo que devolverse por falta de combustible. En dicho vuelo, habría dejado atrás los hielos, observando ríos, vegetación abundante, y hasta un mamut en medio de la selva.

Posteriormente, dice Gianini, el 13 de Enero de 1956, Byrd habría volado también hasta el Polo Sur, adentrándose unas 2.300 millas (unos 3.700 Kms) en la Tierra Interna. Por si fuera poco, Gianini expone también algunas supuestas declaraciones de Byrd al respecto, incluyendo lo que supuestamente dijo en 1957, antes de morir: «¡Qué continente encantador en aquel cielo, tierra de perenne misterio!».

El libro de Gianini no tuvo apoyo publicitario alguno, de modo que vendió muy pocos ejemplares, pasando casi desapercibido... Hasta que lo leyó Ray Palmer, director de la revista «Flying Saucers» (Platillos Voladores), quien quedó hondamente impresionado, hasta el punto de escribir sobre la Tierra Hueca como la verdadera procedencia de los Ovnis y Alienígenas el número de Diciembre de 1959 de su revista, citando ampliamente la «información» de Gianini.

Desde entonces, el nombre de Richard Byrd quedaría ligado a la Teoría de la Tierra Hueca, y a su supuesta hazaña de haber sobrevolado la Tierra Interna desde ambos Polos. Sin embargo, antes del libro de Gianini y el número de «Flying Saucer» sobre el tema, no se sabe de ninguna fuente que exponga la misma información que Gianini, incluyendo las supuestas declaraciones de Byrd.

Además, Gianini comete un gran error: En Febrero de 1947, Byrd no se encontraba en el Ártico, sino en el Continente Antártico...

Desinformación II: Declaraciones de Byrd de Marzo de 1947

Byrd El Mercurio.jpg

Artículo de «El Mercurio» de Chile, con las declaraciones de Richard Byrd al finalizar la Operación Highjump.

Otro ejemplo de desinformación son las declaraciones de Byrd hechas en Marzo de 1947, al finalizar la Operación Highjump, y que han sido reproducidas en múltiples fuentes de este modo, para apoyar la teoría de un enclave secreto nazi en la Antártida que manejaría Discos Voladores:

«Estados Unidos debe iniciar medidas de defensa inmediatamente contra las regiones polares. No quiero asustar a nadie, pero debo declarar la verdad amarga de que, en caso de una nueva guerra, el continente americano sería atacado por objetos volantes que pueden volar de un polo al otro a velocidades increíbles».

A diferencia de las declaraciones anteriores, aquí sí se cita la fuente original: El diario «El Mercurio» de Chile del 5 de Marzo de 1947. Sin embargo, en el texto original no se habla de «objetos volantes que pueden volar de un polo al otro a velocidades increíbles», sino de simples aviones capaces de sobrevolar uno o ambos polos.

He aquí el texto original:

El almirante Richard E. Byrd advirtió hoy que es preciso que los Estados Unidos adopten medidas de protección contra la posibilidad de una invasión del país por aviones hostiles procedentes de las regiones polares.
El almirante dijo: «no intento asustar a nadie, pero la amarga realidad es que, de ocurrir una nueva guerra, los Estados Unidos serán atacados por aviones que volarán sobre uno a ambos polos».

Desinformación III: El Diario Secreto de Richard Byrd

Byrd Arianni.jpg

El último ejemplo de desinformación sobre Byrd es su supuesto diario, «El Diario Secreto del Almirante Richard E. Byrd», y que insiste en el tema de su supuesta entrada a la Tierra Interna en 1947 desde el Polo Norte.

Debo escribir este diario a escondidas y en absoluto secreto. Se refiere a mi vuelo Ártico del día 19 de febrero del año 1947.

Ya hemos dicho que, en esas fechas, Byrd se encontraba en la Antártica y no en el Ártico.

El documento describe, paso a paso, lo que habría ocurrido durante la supuesta internación de Byrd hacia la Tierra Interna. Hay una primera versión de este diario, bastante simple; y una versión mejorada posterior, con más detalles técnicos, y por ende, más realista.

Al principio del relato apócrifo, nos encontramos con la escena del avistamiento del mamut:

09:10 Horas. Vasto hielo y nieve abajo, se observa coloración amarillenta de la naturaleza, y se dispersa en un patrón lineal. Alterando el curso para examinar mejor de este patrón de color más abajo, se observa color rojizo o morado también. Circulando esta área en dos vueltas completas volviendo a dirección asignada por la brújula. Comprobación de posición nuevamente con el campamento base, y transmitiendo información sobre coloraciones en el hielo y la nieve de abajo.
09:10 Horas. Ambos compases magnético y giroscópico comenzando a girar y tambalearse, somos incapaces de mantener nuestro rumbo con la instrumentación. Tomamos orientación con brújula solar, sin embargo todo parece estar bien. ¡Los controles están bastante lentos en responder y tienen una calidad lenta, pero no hay ninguna indicación de formación de hielo!
09:15 Horas. En la distancia hay lo que parecen ser montañas.
09:49 Horas. 29 minutos transcurridos tiempo de vuelo desde el primer avistamiento de las montañas, no es una ilusión. Son montañas consistiendo en una pequeña cordillera nunca antes vista!
09:55 Horas. Cambio de altitud a 2.950 pies [900 mts], encontrando fuerte turbulencia otra vez.
10:00 Horas. Estamos cruzando sobre una pequeña cordillera y procedemos hacia el norte lo mejor que podemos comprobar. Más allá de la sierra hay lo que parece ser un valle con un pequeño río o arroyo que corre por la parte central. ¡No debería haber valle verde de abajo! ¡Algo está definitivamente mal y anormal aquí! ¡Deberíamos estar sobre hielo y nieve! Por el lado de babor grandes bosques crecen en las laderas de las montañas. Nuestros instrumentos de navegación sigue girando. ¡El giroscopio oscila hacia atrás y adelante!
10:05 Horas. Alteré la altitud a 1.400 pies [426 mts] y ejecuté una vuelta cerrada a la izquierda para examinar mejor el valle de abajo. Es verde con musgo o bien un tipo de hierba muy unida. La luz aquí parece diferente. Ya no puedo ver el sol. Hacemos otro giro a la izquierda y detectamos lo que parece ser un gran animal de alguna especie por debajo de nosotros. ¡Parece ser un elefante! ¡NO! Se parece más a un mamut! ¡Esto es increíble! Sin embargo, ¡Ahí está! Disminuyo la altitud a 1.000 pies [300 mts] y tomo los prismáticos para examinar mejor al animal. Se confirma: ¡Definitivamente, es un animal gigantesco parecido a un mamut! Reporto esto al campamento base.
10:30 Horas. Encontrando más colinas verdes ahora. ¡El indicador de temperatura externo lee 74 grados Fahrenheit [23 grados Celsius]! Continuando nuestro rumbo ahora. Los instrumentos de navegación parecen normales ahora. Estoy perplejo por sus acciones. Intenté ponerme en contacto con el campamento base. ¡La radio no está funcionando!

El relato prosigue con algo aún más interesante:

11:30 Horas. El campo abajo es más llano y normal (si se me permite usar esa palabra). Más adelante detectamos lo que pareciera ser ¡¡una ciudad!! ¡Esto es imposible! El avión parece extrañamente ligero y boyante. ¡Los controles se niegan a responder! ¡Mi Dios! Fuera de nuestro puerto y el tablero de estrellas del ala está un extraño tipo de aeronave. ¡Están cerrando rápidamente a lo largo! Tienen forma de disco y radiantes. Están lo suficientemente cerca como para ver las marcas en ellos. ¡Es un tipo de Esvástica! Esto es fantástico. ¿Dónde estamos? Qué es lo que ha ocurrido. Yo tiro de nuevo de los controles. ¡¡No van a responder!! Estamos atrapados en un férreo control invisible de algún tipo!

En versiones anteriores del Diario se dice «un símbolo extraño», o «un símbolo del que no quiero hablar». En esta versión, más rica en detalles, el apócrifo Byrd ya dice derechamente: «¡Es un tipo de Esvástica!». El fantástico relato del contacto de Byrd con una Civilización Superior Aria en la Tierra Interna continúa:

11:35 Horas. Nuestra radio cruje y se escucha una voz en Inglés con lo que tal vez es ¡un ligero acento nórdico o germánico! El mensaje es: «Bienvenido, Almirante, a nuestro dominio. ¡Vamos a hacerlo aterrizar en exactamente siete minutos! Relájese, Almirante, está en buenas manos». ¡Observo que los motores de nuestro avión han dejado de funcionar! El avión está bajo cierto extraño control y ahora se está dando vuelta por sí solo. Los controles son inútiles.
11:40 Horas. Otro mensaje de radio recibido. Comenzamos el proceso de aterrizaje ahora. Por momentos el avión se estremece ligeramente, ¡Y comienza un descenso como si estuviéramos atrapados en algún gran ascensor invisible! El movimiento hacia abajo es insignificante, y ¡aterrizamos con sólo una sacudida leve!
11:45 Horas. Estoy haciendo una entrada precipitada por última vez en el registro de vuelo. Varios hombres se acercan a pie hacia nuestro avión. Son altos con el pelo rubio. A lo lejos hay una gran ciudad reluciente que vibra con los colores del arco iris. No sé qué va a pasar ahora, pero no veo ninguna señal de armas en los que se acercan. Oigo una voz ahora ordenándome por mi nombre abrir la puerta de carga. Cumplo.
A partir de este punto escribo todos los siguientes eventos aquí de memoria. Es un desafío a la imaginación y pareciera casi una locura si no hubiera sucedido.
El operador de radio y yo somos tomados de la aeronave y somos recibidos de la manera más cordial. Luego nos subieron en ¡una pequeña plataforma como medio de transporte sin ruedas! Nos llevó hacia la brillante ciudad con gran rapidez. A medida que nos acercamos, la ciudad parecía estar hecha de un material de cristal.
Pronto llegamos a un gran edificio que es de un tipo que nunca he visto antes. Parece ser sacada de una placa de diseño de Frank Lloyd Wright, o ¡quizás más correctamente, de un Buck Rogers!

Byrd es conducido hasta el Maestro

Veo a un hombre de facciones delicadas y con el grabado de los años en su rostro. Él está sentado en una larga mesa. Me hace un gesto que me sentara en una de las sillas. Después de sentarme, él junta sus dedos y sonríe.
Habla en voz baja otra vez, y transmite lo siguiente:
—Te hemos dejado entrar aquí porque eres de carácter noble y bien conocido en el mundo de la superficie, Almirante.
—¡El mundo de la superficie!—, medio grité en voz baja.
—Sí —responde el Maestro con una sonrisa—, estás en el dominio de los Arianni, el Mundo Interno de la Tierra. No demoraremos tu misión, y serás escoltado con seguridad de regreso a la superficie y hasta una distancia más allá. Pero ahora, Almirante, te diré por qué has sido convocado aquí. Nuestro interés comienza justo después de que tu raza detonó las primeras bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, en Japón. Fue en ese alarmante momento que enviamos nuestras máquinas voladoras, las «Flugelrads» a tu mundo de la superficie para investigar lo que tu raza había hecho.

El Maestro de los Arianni se refiere a los Ovnis que comenzaron a ser vistos con frecuencia tras el final de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, en Febrero de 1947, cuando se supone que ocurre todo esto, aún faltan 4 meses para el avistamiento del piloto Kenneth Arnold que inaugura la Primera Oleada de la llamada «Era Moderna de los Ovnis».

Estos detalles —aparte del hecho de que el estilo de este diario no se corresponde con el estilo de los escritos que Byrd publicó en vida— nos permiten comprender que éste «Diario Secreto» del Almirante Byrd es sólo una creación literaria apócrifa. Además, no hay datos ni fotografías del documento original: no se sabe dónde, cuándo ni cómo se obtuvo.

Fuentes para este artículo

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar