FANDOM


Ovni

«Ovni» es una serie documental de 25 Episodios de Televisión Nacional de Chile, realizada con el fin de exponer la casuística ufológica de Chile, comparando los casos de Chile con los casos clásicos de la Ufología en otras partes del mundo. Tuvo dos temporadas, emitidas en dicho canal en los años 1999 (13 Episodios) y 2000 (12 Episodios). Posteriormente, fue emitida en el canal de cable argentino Infinito.

Lista de Episodios

Temporada 1 (1999)

  1. Vigilantes en el Cielo
  2. Encuentros en la Carretera
  3. El Incidente de Ketty
  4. Amenaza en el Espacio
  5. El Triángulo de Última Esperanza
  6. Cazadores de Ovnis
  7. Secuestrados por Extraterrestres
  8. En Busca del Ovni Enterrado
  9. El Cabo Valdés
  10. Buscando Contacto
  11. Paleocontactos
  12. Rastros de Otros Mundos
  13. La Isla Friendship

Temporada 2 (2000)

  1. Caso Pastén: Contacto con el Misterio - Parte 1
  2. Caso Pastén: Contacto con el Misterio - Parte 2
  3. Objetivos Militares
  4. Carretera Perdida
  5. Cosecha Biológica
  6. Los Secretos de Isla de Pascua
  7. Evidencias en la Tierra
  8. Encuentros Cercanos del Tercer Tipo
  9. Exploradores
  10. El Caso Juan Maldonado
  11. Visitantes de Otros Mundos
  12. Regreso a Friendship

Cronología: Antes de la Era Moderna de los Ovnis

Antigüedad: En lugares como la Quebrada de Camarones (Región de Parinacota) y el Valle del Encanto (Región de Coquimbo), los antiguos dejaron petroglifos que muestran lo que parecen seres alienígenas, con sus naves y otros artefactos.

En el Cerro Licán, en el Cajón del Maipo (Región Metropolitana), los chiquillanes esperaban cada año la aparición de un «Pájaro de Fuego», al que adoraban, sacrificaban una mujer virgen, y le daban oro.

Dichos lugares, aún hoy en día, son zonas de Avistamiento Ovni. En Caleta Camarones, además, se han encontrado las momias más antiguas y complejas del mundo.

7 Febrero 1580: Durante su paso por el Estrecho de Magallanes, el explorador español Pedro Sarmiento de Gamboa, ve una esfera luminosa anaranjada en el cielo, que luego se aleja, adquiriendo un color rojo.

13-14 de Noviembre de 1868: El periódico 'El Constituyente' informa de una 'lluvia de estrellas o bólidos' frente a Copiapó, en lo que podría ser el primer reporte Ovni contemporáneo.

1902: Santiago de Chile (Región Metropolitana). Es inaugurado en el Cerro San Cristóbal, en pleno centro de Santiago, el Observatorio Manuel Foster de la Universidad Católica, el primero de Sudamérica.

Febrero de 1914: Chanco (Región del Maule). Un objeto tubular negro de unos 4 metros de diámetro, echando llamas por atrás, y haciendo un ruido de motor, cruza el cielo y se incrusta en una loma. Durante todo el día, la loma arde y echa humo.

1947-68: Principio de la Era Moderna de los Ovnis

1947: Santiago (Región Metropolitana). Antes del Avistamiento de Kenneth Arnold del 24 de Junio, que diera inicio a la llamada «Era Moderna de los Ovnis», un espectacular OVNI es fotografiado por un Observatorio. El suceso es informado en el diario 'La Nación'.

19-20 de Julio de 1947: El diario 'El Mercurio' publica notas que indican que los Discos Voladores habrían sido creados como arma secreta en Valparaíso por un inventor llamado W.H.S. Ashlin.

1952: Punta Arenas (Región de Magallanes). El publicista Eugenio Bahamones, ve un Ovni desde la Plaza de Armas, y empieza a interesarse por la ufología.

1954: Concepción (Región del Bío Bío). Un día, hacia las 16 horas, es visto en el cielo un objeto triangular, seguido por una bola naranja.

1963: Aeropuerto de Chacalluta (Arica, Región de Parinacota), 21 horas. El Vuelo 901 de Lan Chile consulta a la torre de control si hay más tráfico aéreo en la zona. El controlador aéreo Patricio Borlone contesta que no. Del avión le dicen que hay un objeto luminoso a su derecha. Usando binoculares, Borlone logra ver el objeto junto al avión por pocos segundos, antes de que éste haga unas bruscas maniobras, y se pierda velozmente hacia arriba.

Alrededor de una semana después, llegan a la torre de control oficiales de la Fuerza Aérea a confiscar el informe que se había elaborado del suceso.

31 Julio 1965: Pelluco (Región de los Lagos). Un gran Ovni de luz violeta palpitante que emite un zumbido como los motores de un jet, arranca una gran porción de suelo circular de un radio de 60 metros.

1968: Santa Bárbara (Región del Bío-Bío), Medianoche. Carlos Sandoval viaja en automóvil para visitar a su madre, junto a su esposa Alicia Rivas y el bebé de ambos, cuando aparece un Ovni, y el auto se detiene. Alicia, temerosa de que los tripulantes del aparato le quieran quitar el bebé, se va al asiento trasero a protegerlo. Pero al rato, ven que el Ovni se va, muy rápido.

Carlos, tembloroso, trata de poner en marcha el auto otra vez, con dificultad, por los nervios. Al llegar donde su madre, ésta les nota algo raro en la expresión de su cara, notando que algo les había pasado. Y al decirles la hora que es, el matrimonio nota que el viaje ha tardado dos horas más de lo normal, siendo que no les parece que el auto haya estado detenido más de media hora.

1969-73: El Avistamiento de Patricio Varela y más

1969: Santiago. Durante uno de sus programas radiales «Mundo Espacial», el locutor Patricio Varela es informado de Actividad OVNI en el Cerro Lo Curro. Al terminar el programa, pasada la Medianoche, Varela se dirige hacia el lugar en su vehículo, junto a un muchacho libanés.

Subiendo por Lo Curro, empieza a ver las luces, pero decide subir por el Manquehue, el cerro más alto de Santiago, para verlas mejor. Desde un mirador del Manquehue, Varela enciende sus luces altas tres veces.

Entonces, frente a él, se enciende una bola roja, que luego se transforma en una fuerte luz amarilla, como un Sol, y finalmente, en una intensa luz plateada. Tras esto, volvió a los colores amarillo y rojo, antes de apagarse. Todo esto, vuelve a repetirse en dos ocasiones más, tres veces en total.

Luego aparece una radiopatrulla, y Varela sugiere a los carabineros que van en ella encender sus balizas. Al hacerlo, la bola luminosa se enciende nuevamente, se eleva y se pierde rápidamente hacia el otro lado del cerro.

1973: Puerto Aysén (Región de Aysén). Intrigado por las cosas que a veces la gente le contaba (como el avistamiento de luces saliendo del mar y volviendo a entrar en él), el psiquiatra Mario Dussuel empieza a interesarse por la ufología.

1974-77: El Contacto de Tito Fernández y más

16 de Agosto de 1974: Quillagua (Región de Antofagasta). Cinco famosos artistas chilenos que viajan de madrugada en automóvil por Pampa Soledad, son seguidos por una y luego dos bolas de luz naranja.

Al encontrarse con un camión, se detienen y le avisan al chofer de lo que está pasando. Éste enciende las luces de su camión para saludar a los Ovnis, y éstos reaccionan, respondiendo el saludo. A continuación, los Ovnis se sitúan uno sobre el otro, uniéndose y formando un objeto mayor. Y luego, bajo éste, aparece un humanoide alto.

Presa del pánico, los artistas corren al auto y aceleran, llegando hasta 130 kms/h, en un intento inútil de huir del objeto, que aún los sigue. Al llegar a un puesto de aduana, las luces desaparecen, y los artistas informan de lo sucedido a los carabineros.

Tras éste suceso, Tito Fernández, «El Temucano» (uno de los artistas que ha vivido esta experiencia), comienza a recibir mensajes telepáticos de dicho ser, quien dice provenir de Sirio B.

Con el tiempo, Tito Fernández publica 3 libros con estos mensajes: «El Mensaje Inicial», «El Mensaje de Sirio» y «El Mensaje Terrestre», y escribe también un cuarto libro, que permanecerá inédito: «El Libro del Conocimiento». Además, funda un 'Centro Integral de Estudios Metafísicos'.

1975: Punta Arenas. Eugenio Bahamones inicia un programa radial, «El Club de lo Desconocido».

1976-1977: Antofagasta, 11 horas. Danilo Catalán, piloto de guerra de la FACH (Fuerza Aérea de Chile), es enviado a interceptar una nave no identificada en dirección Sur, junto a un alumno a quien estaba instruyendo.

Ambos aceleran hasta unos 1.100 kms/h para alcanzar el objeto. Primero ven una mancha oscura y nebulosa. Al acercarse hasta unas 10 millas, y luego 5 millas por los costados, pueden apreciar un objeto negro, de una forma más o menos triangular o piramidal, con dos colas. De pronto, el OVNI hace un brusco giro en 90 grados y se pierde, acelerando a unas 5-6 veces la velocidad del sonido.

1977: La Abducción del Cabo Valdés y más

Febrero 1977: El Arrayán (Región Metropolitana). Desde su casa, el empresario Hugo Ravera ve un gran Ovni con luces de colores sobre el Cerro Pochoco, y le toma una foto. Posteriormente, va al lugar, y encuentra la vegetación del área seca y levemente quemada, como si hubiera sido sometida a un gran calor.

25 de Abril de 1977: Pampa Lluscuma (Putre, Parinacota), 4:30 horas. Una guardia militar de 8 personas ve un Ovni prácticamente aterrizando en un cerro, a 50 metros de su posición. Se forma una neblina.

El Cabo Armando Valdés pide a los conscriptos que se tomen de las manos. Él reza, y luego se adelanta y grita hacia la luz: «En nombre de Dios, ¡Identifíquense!». Los conscriptos se quedan dormidos unos minutos, y al despertar, ven que el Ovni sigue ahí, pero el Cabo Valdés no está, y lo empiezan a buscar y a llamar.

De pronto, ven al Cabo caer desde lo alto. Pese a haberse afeitado justo antes de aparecer el Ovni, lo ven con la barba crecida como de varios días. Lo ven tembloroso y lo arropan y tienden en el suelo junto a una fogata. El Cabo los mira con ojos desorbitados, y con una voz diferente a la normal, les dice: «Ustedes no saben quiénes somos, ni de dónde venimos».

Pese a que el Cabo Valdés sólo había desaparecido por unos 15 minutos, luego los conscriptos ven que su reloj marcaba el día 30, como si hubiera desaparecido 5 días, como lo parecía indicar también su barba crecida.

El Ovni sigue en el lugar hasta las 6 horas, momento en que empieza a desplazarse hacia un volcán cercano. Al rato, los conscriptos encuentran un trozo de metal que parece aluminio, pero no lo es.

1977: El Encuentro Cercano de Marco de la Cuadra

17 de Agosto de 1977: Alto Jahuel (Región Metropolitana), hacia las 21 horas. Llegando a su propiedad de 5.000 metros cuadrados, el empresario agrícola Marco de la Cuadra (49 años), entra a su casa, y llegando al segundo piso, siente un zumbido afuera. Sale a ver qué es, y encuentra un inmenso Ovni esférico estacionado en el aire.

Luego voltea, y se encuentra con un hombre rubio, como de 1.80 metros de estatura, apariencia de tener unos 40 años de edad, y vistiendo un overol blanco con botas y guantes integrados, y ajustado en el cuello.

El hombre le dice que está en una expedición científica, buscando animales. Le pidió conejos de una raza en específico. El empresario va a buscar, y vuelve con una jaula con dos machos y dos hembras, que deja en el suelo.

Entonces, el alienígena le pide que se dé vuelta, se cubra los ojos, y se mantenga así hasta que deje de oír el zumbido. El empresario se da vuelta, y nota que empieza a formarse una neblina que cubre el suelo. Cuando deja de oir el zumbido, ve que la neblina se retira, y sólo se ven las jaulas vacías.

1978-81: La Abducción de Carlos Acevedo y más

1978: Alto Jahuel (Región Metropolitana), 1 AM. El taxista Hugo Lecaros conversa con dos amigos en la puerta de su casa, en Calle Miraflores, cuando ven un Ovni esférico de unos 7 metros de diámetro acercarse, y posarse un momento sobre ellos. El objeto, emite un suave zumbido y emite calor.

23 de Septiembre de 1978: Argentina, hacia las 2 horas. Saliendo de Viedma (Río Negro) durante el Rally 'La Vuelta por América del Sur', el piloto chileno Carlos Acevedo y su copiloto Miguel Ángel Moya, ven que una luz los alumbra por atrás. Creen que es el auto de los alemanes, pero pronto, su propio auto se eleva unos metros sobre la carretera, se apaga el motor, y una luz blanca enceguecedora los envuelve por completo. Ambos se asustan, gritan, y se insultan entre sí, por el nerviosismo.

Luego, ambos se ven en el interior de una Nave Alienígena, en un pasillo con luces y puertas, y seres humanoides de entre 1.20 y 1.40 de estatura, atravesando el pasillo de una puerta a otra, indiferentes ante el automóvil y sus ocupantes.

Carlos pregunta: «¿Qué pasa? ¿Qué pasa, weón?». Y miguel le contesta: «Parece que nos agarraron los marcianos, weón». Entonces, oyen un sonido especial, y ambos se ven nuevamente en el automóvil, estacionado a un lado de la carretera.

Carlos echa a andar el vehículo otra vez, y a los pocos metros de avanzar, notan que el vehículo está sin gasolina. Miguel conecta la bomba eléctrica del auto y abre el tanque auxiliar. Carlos usa el encendido de repuesto para hacer andar el auto.

Pronto notan, sorprendidos, que se encuentran casi en Pedro Luro (Buenos Aires), a casi 160 kilómetros de Viedma. Han saltado unos 150 kilómetros en 5 minutos. Pasan a la primera gasolinera que ven, a cargar combustible.

A medida que van llegando los demás autos del Rally, los pilotos empiezan a acusar a los chilenos de hacer trampa. Pero, hacia las 5-6 horas, llega un auto argentino, cuyo ocupante, desesperado, cuenta que se había quedado sin batería y sin combustible en el camino, y que había una intensa luz en la carretera.

Llegando a Buenos Aires, 3 oficiales de la Fuerza Aérea Argentina, se acercan a los chilenos para pedirles que no cuenten lo sucedido, para no alarmar a la población.

Luego aparecieron 4 hombres, de la NASA o alguna otra agencia misteriosa, que llevaron a los chilenos a comer a una pizzería, y les pidieron que les entreguen el automóvil, sus pertenencias y las ropas que llevaban. Los chilenos accedieron. Los hombres retuvieron el auto dos días, y luego lo devolvieron a los chilenos. La ropa no la devolvieron.

Unas semanas después, en Mendoza, Carlos y dos personas más, ven a Miguel levitando sobre su cama, mientras dormía. Éste despierta y se nota en ese estado, y Carlos lo ayuda a bajar y apoyarse en su cama.

A partir de la experiencia de la carretera, Carlos nota que la experiencia le ha cambiado la vida. Se siente más místico, sensible, sensitivo, reflexivo, incluso más bondadoso con las personas.

Miguel, en cambio, siente que la experiencia lo ha traumado: se aleja de sus amigos y de la gente que se burla de su historia. Se va a vivir, de Santiago a Temuco, luego a Osorno y, finalmente, Coyaique, cada vez más al Sur. La experiencia que ha vivido, no se lo cuenta ni a su esposa, ni a su familia.

Noviembre de 1978: Cerro Colorado (Región Metropolitana), 2 horas. Patricio Borlone ve en la pantalla de radar un objeto unas 3 veces mayor a un Boeing 727 (es decir, unos 150 mts de largo, 100 de ancho y 30 de alto) que hace maniobras a una velocidad de unos 10.000 kilómetros por hora, superior a cualquier aeronave construida por el hombre, sobre todo en aquella época.

Diciembre de 1978: Calama (Región de Antofagasta). Hacia las 15 horas, un suboficial avisa de la presencia de un Ovni. Por su velocidad y dirección de desplazamiento, calculan que estaría en Calama en el lapso de una hora.

Hacia las 16 horas, otro suboficial avisa que hay un Ovni sobre el Aeródromo de Calama. Tres aviones de la FACH (Fuerza Aérea de Chile) intentan aproximarse al objeto, observando que es piramidal, metálico y brillante. El Ovni es visto en toda Calama.

Primero, un avión Vampiro llega hasta los 30.000 pies (la altura aproximada del Everest). Luego, dos cazas F-5 exceden su límite de 50.000 pies, llegando hasta los 54.000 pies, pero el Ovni sigue estacionado mucho más arriba. Calculan que se encuentra a 70.000 pies (unos 20.000 metros).

1979-80: Punta Arenas. Un Ovni se posa en un campo, dejando una hendidura de unos 10 metros de diámetro, con el pasto calcinado.

1982: El Encuentro Cercano de Miroslava González y más

Hacia 1982: Puerto Natales (Región de Magallanes). Unos arrieros encuentran en una pradera, un gran trozo de tierra en forma de triángulo (de 20-25 cms de profundidad, y lados de 4, 5 y 7 metros), arrancado y abandonado intacto, a metros del mismo lugar.

Un Sábado de Octubre de 1982: Punta Arenas, 11:10 horas. La presentadora de noticias Miroslava González, viaja en camioneta con su marido de Río Gallegos (Santa Cruz, Argentina), hasta su casa en Punta Arenas (Magallanes, Chile). Cuando ya les falta poco para llegar, ambos ven unas llamativas luces en el mar, que luego empiezan a acercarse, y pasan sobre un vehículo que va detrás de ellos.

Miroslava le pide a su marido que detenga el auto, para ver si se trata de un helicóptero u otra cosa. Saca la cabeza por la ventana, y ve un gran objeto plateado y triangular, con luces en los extremos.

Se lo dice a su marido y éste no le cree. Finalmente, éste se baja del auto a ver, y entra en pánico al ver el objeto. Vuelve al auto, pálido, y trata nerviosamente de hacer andar el auto, hasta que lo logra. Entonces, el Ovni emite un destello, y vuelve hacia el mar, y ambos vehículos huyen del lugar a gran velocidad.

Miroslava llega muy agitada a su casa, y le cuenta a su madre lo que ha visto. Ésta no le cree, pero le dice que son las 2 de la mañana, lo que significa que han pasado 3 horas desde el avistamiento del Ovni.

Posteriormente, hacia 1997, Miroslava se hace una regresión hipnótica sobre lo ocurrido en aquellas horas perdidas, surgiendo un contenido de alto impacto, que sin embargo, no autoriza al equipo del programa «Ovni» a revelar.

1987: Carlos Acevedo, el automovilista llevado por un Ovni en 1978, fallece en un accidente de tránsito. A partir de entonces, su hija siente de vez en cuando su energía, como si la acompañase en modo invisible.

25 de Diciembre de 1982: Cajón del Maipo (Región Metropolitana), 2:45 horas. Viajando por la carretera, el empresario turístico Patricio Fontirroig ve pasar una esfera que gira sobre sí misma, emitiendo una potente luz que va cambiando de plateado a verde y rojo, y frena para ver con atención. Hasta entonces, no creía en Ovnis; a partir de entonces, cree.

1983: La Abducción de Vivian Figueroa

23 de Febrero de 1983: Rancagua (Región de O'Higgins), 23 horas. Vivian Figueroa (19 años), siente la necesidad de caminar, y camina hasta la plaza. Siente una brisa tibia y ve una luz atravesando sus piernas desde atrás. Voltea, y ve una esfera de luz naranja que gira sobre sí misma y emite mucha calor y luz. Ve que empieza a elevarse, envuelta en luz. Pierde la conciencia, y la recobra una hora después, en su jardín.

En estado de shock, empieza a gritar, y salen sus familiares y vecinos a verla. El Ovni, aún se ve, pero más lejos y menos luminoso. Empieza a envolverlo una nube gris, y se aleja, perdiéndose entre los edificios.

Pasado el tiempo, empezó a tener molestias físicas. Se le diagnosticó lupus, una enfermedad de origen desconocido que afecta al sistema inmunológico. En posteriores sesiones de hipnosis, pudo rescatar la memoria de lo sucedido en su tiempo perdido: Tras ser izada, se encontró en un lugar enorme y muy luminoso, con unos pilares muy altos. Estaba inmóvil, pudiendo mover sólo los ojos. Bajo ella, veía un círculo de luces de colores. Y alrededor, un muro anaranjado, no sólido.

De pronto, un ser alto y luminoso, se presentó ante ella. Su cabeza era enorme, igual que sus ojos negros y brillantes. Ella sintió pánico, pero el ser le transmitió mucha tranquilidad. Sintió que lo conocía de antes.

Van hacia el muro, y el ser desaparece. Ella traspasa el muro, y cae en una especie de túnel de cristal, de color violeta o celeste, muy frío e inclinado hacia abajo.

1983-85: El Caso Friendship y más

1983: Quemchi, Isla Grande de Chiloé (Región de los Lagos). El ingeniero de sonido Ernesto de la Fuente (44 años), entabla amistad por radio con Alberto, dueño de un yate llamado 'Mitylus II'.

Un día, éste le cuenta que está feliz, porque una Congregación de «extraños curas» lo ha contratado para trabajar con su yate para ellos.

Ernesto termina hablando también con los religiosos. Le dicen que pertenecen a una Congregación llamada Friendship (Amistad), que ha comprado una isla en el Sur de Chile, en la que están instalándose.

Con el tiempo, los Friendships le piden que traslade personas en automóvil hasta el Mitylus II, para llevarlos a la isla. Ahí, Ernesto los conoce personalmente, viendo que son todos parecidos, e inspiran mucha paz en su mirada y expresión de rostro.

Un día, hablando con ellos, les pregunta: «¿De donde viene toda esta Sabiduría?». Y ellos le dicen: «Nosotros no somos sabios. Todo esto es Conocimiento que nos dan los Ángeles del Señor». Más adelante le dirán que ellos son los «servidores de los servidores del Señor».

1985: Alto Jahuel. El trabajador agícola Luis Lobos, sale de noche a cazar conejos con su padre Alberto y un amigo, cuando ven un disco luminoso a lo lejos, semejante a la Luna o al Sol al atardecer. De pronto, el disco se acerca rápidamente hasta estacionarse en el aire unos metros sobre ellos. Los tres se arrojan al suelo. Luego de unos 30 segundos, el objeto se va.

Principios de 1985: Santiago. El vendedor Octavio Ortiz (39 años), y otros radioaficionados, establecen contacto radial con Friendship.

Todos los miembros de la Congregación se identifican con nombres de Ángeles, como Ariel y Miguel. Con Ariel es con quien más hablan y, a la larga, la Familia Ortiz termina llamando Ariel a cualquier miembro de Friendship que hable con ellos.

Con el tiempo, los Friendships invitan a Octavio y su familia a visitar la Isla Friendship.

Febrero de 1985: María Eugenia Pérez (30 años), se encuentra viendo televisión, cuando de pronto pierde la noción de lo que ocurre. Al parecer, se duerme, y sale en Cuerpo Astral.

Se ve caminando por un camino típico de Punta Arenas, y ve una nave con forma de plato bajo invertido, con luces destellantes girando alrededor. Bajo el plato, ve que sale vapor.

Luego se ve dentro de la nave, dialogando con un ser, mientras viajan por el Espacio. Llegan hasta un lugar donde se ve un valle, un río y gente en túnicas blancas y sandalias.

17 de Agosto de 1985: El hogar de Octavio Ortiz recibe una llamada de Friendship. Contesta Claudia, la hija menor de Octavio. Ariel dice: «Claudia: Sal afuera y mira al cielo». Ella, y luego toda la familia, salen afuera y ven un Ovni en el cielo.

Ariel hace una demostración de que ellos están controlando el objeto, adelantándose a sus movimientos. Finalmente, dice a los Ortiz: «Ustedes podrán ver todo esto cuando vengan acá».

El Ovni es visto por miles de personas ese día, y es transmitido también por la televisión. De hecho, los informes indican que fueron dos o cuatro Ovnis.

Enero de 1986: Aquejado de una enfermedad, Octavio Ortiz decide aceptar la invitación de Friendship de ir a la isla a someterse a un tratamiento médico para su sanación. Las instrucciones son ir a la ciudad de Quellón, en el extremo sur de la Isla Grande de Chiloé, y esperar en el puerto el 28 de Enero la llegada del Mitylus II, el barco de los Friendships que los llevaría a la isla.

28 de Enero de 1986: Quellón. Mientras Octavio y su familia esperan la llegada del Mitylus II, un mensaje radial desde éste les dice que el Transbordador Espacial Challenger, que va a despegar ese día, va a estallar en el cielo.

Unos 20 a 30 minutos después, ven la transmisión en vivo del despegue del Challenger. A los 73 segundos del despegue, el Challenger estalla en el cielo. Octavio siente un escalofrío, y desiste de ir a la isla, y se devuelve con su familia a Santago.

Abril de 1986: Iquique (Región de Tarapacá). Tres amigos (Sergo Venegas, Claudio Palma y Arturo Quenaya, de unos 20 años de edad) se reúnen en Bajo Molle, para observar el Cometa Halley, cuando aparece una y luego varias bolas de luz blanca fluorescente, de un tamaño como melones, desplazándose por el aire a ras del suelo, pasando entre medio de ellos mismos, y metiéndose bajo los automóviles. Parecen tener Inteligencia Artificial en sus movimientos.

1987: La Abducción de José Martínez

Marzo de 1987: Seno Otway (Tierra del Fuego, Región de Magallanes). El artista José Martínez (39 años) viaja en auto desde Punta Arenas hasta un río de Tierra del Fuego, a pescar. Al anochecer, se va a dormir al auto.

Despierta cerca de Medianoche, y ve una potente luz rodeando el auto. Sobresaltado, piensa en un posible incendio, y sale a ver qué pasa, pero pierde la conciencia.

La recobra al día siguiente, a las 17 horas. Se ve adentro de la camioneta, pese a que su último recuerdo era haber salido de ella. Finalmente, sin entender nada, decide volver a Punta Arenas.

Tras su experiencia, su arte se vuelve más creativo y abstracto. Meses después, desarrolla una dermatitis en diferentes partes de su cuerpo.

1988: Los extraños Hombres Contactados del Sur

1988: Santiago. Tras su avistamiento en Iquique, Claudio Palma se traslada a una pensión de estudiantes en la capital del país. Como a los 6 meses de estar ahí (¿Septiembre?), llegan dos hermanos de unos 50-60 años de edad, que dicen ser exportadores de frutos secos y minerales, y provenir de una ciudad del sur. Los hombres tienen una apariencia anacrónica, pues todo lo que usan (relojes, lápices, papeles, maletín) parece de mediados de siglo.

Un día, empiezan a hablar con Claudio en la calle. Le hablan de Agricultura, luego de los incas, y de ahí sobre Ovnis, para finalmente, decirle que tienen contacto con un Extraterrestre. Claudio les dice que le gustaría tener un contacto con Extraterrestres, y uno de ellos le dice: «Lo has tenido», y le hacen referencia a lo que había visto dos años atrás. Claudio le pregunta qué eran esa luces, y el hombre le responde que eran Sondas Alienígenas con Inteligencia Artificial que buscaban minerales y agua.

Estos hombres pasan unos dos meses en un hotel, y se van sin pagar la cuenta. Luego se comprueba que sus carnets, y el número de teléfono que habían dado de la ciudad de donde decían venir, son falsos; y la empresa que decían tener, no existe.

1989-92: Ernesto visita la Isla Friendship, y más

1989: Aeropuerto de Chacalluta (Arica), 11 horas. Danilo Catalán y otros pilotos de guerra son enviados a interceptar un OVNI que se encuentra estático sobre el espacio aéreo de Arica. El objeto semeja un globo de espejos de discotheque, con un manto transparente tipo medusa. El objeto se encuentra más alto de lo que los cazas son capaces de alcanzar, y éstos deben volver a reabastecerse de combustible. Al volver los cazas a la posición del objeto, éste aun se encuentra ahí.

1989: Afectado de un cáncer al pulmón, Ernesto de la Fuente es invitado por la Congregación Friendship a ir a la isla a hacerse un tratamiento médico.

Un día, a las 9 horas, se embarca en el Mitylus II en la Bahía de Choen, unos pocos kilómetros al Sur de Quemchi, llegando a la Isla Friendship al día siguiente, hacia las 16 horas.

El yate se adentra por un estrecho canal de unos 20 metros de ancho, y altas paredes de roca y vegetación a ambos lados, hasta un pequeño muelle. Se bajan y caminan hasta un rústico portón que da hacia el interior del cerro.

Caminan hasta un ascensor, que desciende hacia una base subterránea, en donde encuentra hombres, mujeres y niños, viviendo en completa comodidad, y varios terminales de computadora, donde se podía consultar información.

Ve que los habitantes permanentes de Friendship son 14, pero también hay unos 60 visitantes, como él, provenientes de toda América Latina.

El tratamiento se lo hace en una clínica muy bien equipada en la base, y dura unos 4 días.

1990: Los Ángeles (Región del Bío Bío). Una noche, hacia las 21 horas, una bola de fuego hace volcar la casa de Octavio Balboa. El fenómeno también arranca de raíz unos pequeños árboles junto a la vivienda.

23 de Junio de 1991: Quillagua. Hacia las 00:30 horas, grupo de 5 hombres que viaja en automóvil por Pampa Soledad, se encuentra con dos luces, una naranja y otra verde. Uno de ellos filma el suceso durante unos 7 minutos, y se agota la energía de la cámara, pese a que tenía energía para 45 minutos de grabación.

1992: Melinka, Isla Ascensión (Región de Aysén). Jorge Kramp, Sargento Segundo de la Marina, ve una embarcación con el nombre de 'Mitylus II', recalando en el puerto por las malas condiciones climáticas. Le llama la atención el aspecto nórdico de sus tripulantes: altos, de tez muy blanca, ojos azules y de cuerpo más o menos atlético.

Como la embarcación no atraca en Melinka, y sólo está de paso, no llena un registro de recepción y despacho, necesario para dejar constancia de su presencia. Luego, se marcha hacia el Sur, a la zona de los canales.

17 de Julio de 1992: El satélite Goes-8 de Estados Unidos, capta una estructura desconocida orbitando territorio chileno, a la altura de Antofagasta. Se le calcula un tamaño de unos 450 metros de diámetro, y una velocidad de 11.000 kilómetros por hora. El mismo objeto se había captado el 3 de Septiembre sobre Estados Unidos, y se volverá a captar el 4 de Julio de 1996 sobre Brasil.

1993: El Contacto de Humberto de la Vega

1993: Antofagasta, 23:45 horas, aproximadamente. Una noche, mirando las estrellas a orillas del mar, el locutor Humberto de la Vega (37 años), pregunta en voz alta si existen los Extraterrestres y, de ser así, por qué no dan una señal. Entonces, ve aparecer un haz de luz frente a él. Sorprendido y algo asustado, pero curioso, pide una nueva señal, y aparece otro haz de luz. Vuelve a pedir confirmación otras tres veces, y en todas las ocasiones, aparece el haz de luz.

En otra ocasión, Juan Carlos Hernández, compañero de trabajo de Humberto de la Vega, acompañado por éste, sale de Antofagasta en un furgón, camino al Aeropuerto Cerro Moreno, a buscar a un colega. Hacia las 23:45 horas, Humberto le dice que tienen tiempo, pues el colega llegaba a las 2 horas, y le pide que detenga el auto.

Al hacerlo, se bajan del auto. Humberto se aleja unos 10 metros, y le dice a Juan que mire al cielo. Al hacerlo, éste ve encenderse una luz. Humberto hace que esto se repita 3 veces más, y le pregunta: «¿Me crees o no?». Juan le dice: «Ojalá se apareciera un Platillo Volador acá, y yo te puedo creer».

Al subirse al auto, Juan ve por el espejo retrovisor un Ovni anaranjado en forma de diamante que se acerca, emitiendo una gran luz que envuelve al vehículo. Presa del temor, Juan dice: «¡Arranco!». Humberto le dice: «No arranques. Quédate». Pero Juan enciende el auto y acelera, para huir.

En otra ocasión, Humberto convence a Juan de repetir la experiencia, y lo hace detener el auto otra vez. Ambos se bajan, y Humberto exclama: «Hermanos Superiores del Espacio: Si están acá, envíen señal. Contaré hasta tres: Uno...». Y entonces, vuelve a aparecer el Ovni, acercándose tanto, que a ambos les da miedo, y corren al auto.

1993-95: El Ovni que se golpeó en Cuesta del Viento, y más

1993 y años siguientes: Cuesta del Viento (Región de Coquimbo), 20 horas. El cateador de minas Jorge Tabé, junto a un compañero, van subiendo un cerro en burro. Hacia las 20 horas, habiendo ascendido unos 2.000 metros, se preparan para dormir, cuando un inmenso objeto circular lleno de luces, se sitúa sobre ellos, emitiendo también un gran calor.

Presa del pánico, ambos se arrojan al suelo, cubriéndose la cabeza con las manos. Una intensa luz blanca los cubre. Luego, el Ovni se aleja hacia Cuesta del Viento, a 4.500 metros de altura, mientras la luz se divide, volviéndose azul en la parte de abajo.

Al realizar un giro para elevarse, el Ovni toca la punta del cerro, saltando muchas chispas y un espectáculo como luces artificiales, de color azul. En ese momento, la Nave apaga todas sus luces mientras se eleva, y desaparece velozmente en el cielo.

Posteriormente, Jorge asciende por Cuesta del Viento, en busca de restos de la nave. Le toma dos días llegar al lugar, pero logra encontrar trozos de metal que brillan como espejos.

Posteriormente, uno de los trozos es enviado a las empresas siderúrgicas más importantes de Japón, como la Matsudani, la Hitachi Metal y el Instituto de Especialistas, para su análisis, el cual se extiende por 3 años. Los estudios indican que se trata de una extraña aleación de 20 metales (especialmente cobre, y también aluminio, entre otros), y 4 no metales (magnesio, silicio y otros dos), que no existe en la Tierra.

Finalmente, el trozo es enviado al Centro Espacial Johnson de la NASA, en Estados Unidos. El metal es sometido a una fundidora durante casi dos horas, pero no se derrite. Sin embargo, se descarta que se trate de un fragmento de meteorito.

1995: Colbún (Región del Maule). Ovnis son vistos continuamente junto a la central eléctrica, provocando apagones. Se cree que llegan ahí a absorber la energía eléctrica.

1995: 1:30 horas. Friendship dice a Octavio: «No vamos a poder seguir conversando, porque los militares están grabando nuestra conversación». A partir de ahí, los Friendships dejan de transmitir por radio.

Octubre 1995: Santiago. Un Ovni ovalado de 7-8 metros aterriza en pleno día en faldeos del Cerro San Cristóbal.

1996: El 'Marciano' Acosador de Iquique y más

Febrero de 1996: Iquique. Alicia Ríos, dueña de casa, es atacada durante tres noches, mientras duerme, por un ente grande y pesado que siente que la abraza, la aprieta, le tira la blusa y trata de chuparle los pechos. Estando en esos momentos en un estado entre dormida y despierta, ella lo insulta y forcejea con él, pero el ser sólo se va cuando ella empieza a rezar. Se lo comenta a su vecina Ketty Belma, y ambas lo llaman «El Marciano».

1996: Valle del Encanto (Región de Coquimbo), hacia las 23:30 horas. El guardaparques Clemen Pizarro le muestra los petroglifos del lugar a un grupo de visitantes, cuando asoma de entre los cerros un Platillo Volador con muchas ventanitas y luces, el cual proyecta una potente luz celeste.

8 de Septiembre de 1996: Región del Maule. Las localidades de Constitución y Vichuquén reportan la desaparición o mutilación inexplicables de centenares de gallinas.

11 de Septiembre de 1996: Gracias a sesiones de hipnosis, José Martínez recobra la memoria de lo sucedido en su tiempo perdido de 1987. Ve una gran esfera de luz, y 3 seres muy altos, delgados y luminosos, que lo invitan a subir a una plataforma circular, la cual se eleva hacia la nave.

Adentro, lo desnudan; y con máquinas en su cabeza, le arrancan cabello de la nuca y exploran sus recuerdos de vida. Él les pregunta de dónde vienen, y ellos se ríen.

Noviembre de 1996: Iquique, cerca de la casa de Alicia Ríos. En medio de una noche, la hija de Silvia Aliaga, dueña de casa, reclama a su madre que sentía que alguien le tiraba de los pies y quería estrangularla. Poco después, ambas ven que entran luces por las ventanas, y al subir a la terraza, ven un gran Ovni frente a la casa. Éste pasó, de tener una forma de 'lavatorio', a una forma cilíndrica.

29 de Noviembre de 1996: Calle Froilan Roa, Santiago, hacia las 21:30 horas. El ingeniero Mario Loebel (54 años) conduce su automóvil, cuando ve una pequeña bola de luz incandescente desplazándose en forma helicoidal, en dirección al parabrisas de su auto. Mario se cubre el rostro con el antebrazo, esperando una colisión.

Siente que un material lo salpica, y piensa que el parabrisas se ha roto, pero está intacto. En cambio, ve que su ropa y el interior del auto, efectivamente, están salpicados de un material que parecía un gel verde transparente, que brilla reflejando las luces externas. El material no tiene olor.

Al llegar a su casa, Mario trata de extraer el material de su vehículo, pero para entonces, éste se ha endurecido, y le cuesta mucho hacerlo. Finalmente, logra limpiar su vehículo con diluyente, pero con mucha dificultad, en un lapso de unas dos horas.

1997: Claudio Pastén y Oleada Ovni

1997: Se produce una Oleada Ovni en todo Chile, especialmente en Colbún, donde vuelven a provocar apagones.

13 de Enero de 1997: Iquique. Hacia las 1:30 Hrs, tras celebrar el cumpleaños de su suegro, Ketty Belma se va acostar. Tras sentarse en su cama, siente que algo grande y pesado cae sobre el techo de su casa. Pero, sintiendo sueño, se tiende a dormir desnuda sobre su cama. Esa noche, ella y su marido tienen pesadillas y duermen mal.

A la mañana siguiente, Ketty despierta con quemaduras en la piel, con la forma de grandes manos, como si éstas la hubiesen sujetado del torso. Le comenta a su vecina Alicia: «¡Me mandaste el Marciano!». Tras el incidente, Ketty empieza a manifestar síntomas de embarazo, y su vientre se abulta, pero de un día para otro, la barriga y los síntomas desaparecen.

10 de Febrero de 1997: Reñaca (Región de Valparaíso), 20:30 horas. Mientras contemplan el atardecer desde su casa en la playa, Andrea Zúñiga, con toda su familia, son testigos de un Ovni desde su casa, y lo filman. El mismo Ovni es filmado también desde Quilpué, en la misma región. En el mismo período hubieron también otros avistamientos en Cerro la Campana, Rapel (Región de O'Higgins) y Pucón (Región de Araucanía).

Febrero de 1997: San Fernando (Región de O'Higgins). Claudia Fuentes, una joven de 19 años, afirma haber sido abducida y muestra las marcas de un triángulo y un óvalo en su vientre. Dice que quedó embarazada, y luego le extrajeron el embrión. Su caso es comentado en la prensa y en la televisión, pero finalmente se toma el caso como un fraude.

28 de Febrero de 1997: Pucón, 16:30 horas. Un objeto anular es visto y filmado.

4 de Abril de 1997: La Dirección de Aeronáutica de Chile, confirma en un comunicado la veracidad de las informaciones sobre el avistamiento de un Ovni sobre el Morro de Arica.

Mayo de 1997: El Morado, Cajón del Maipo. Tres personas (dos alemanes y un chileno: el técnico en informática Claudio Pastén, de 28 años) se encuentran de campamento en el lugar, cuando, por la noche, una luz amarilla-naranja muy grande, como balón de rugbi, desciende al lugar. La mitad superior e inferior del objeto, se separan y unen varias veces.

Los alemanes salen corriendo. Claudio se queda en el lugar, y ve aparecer dos seres altos, de largos cabellos blancos y túnicas blancas. Uno de ellos mide unos 2.50 metros, y el otro, 3 metros. Entonces, pierde la conciencia.

Cuando despierta, ve que es de día, y se encuentra recostado sobre una roca cercana al lugar del campamento. Va hacia éste, y encuentra la comida que había dejado (atún con fideos) con hongos. Luego, descubre que han pasado 3 días.

17 de Julio de 1997: Santiago. Durante el programa radial nocturno «La Bailona», de Radio Minería, el locutor sube a la azotea del edificio con el astrónomo Carlos Ibáñez, el ufólogo Rodrigo Fuenzalida, y un público invitado, para observar las estrellas y enseñar a identificarlas.

En cierto momento, hacia las 2 horas, Ibáñez fija su atención en la estrella Altair, pasa a describirla, y lee un poema a dicha estrella. Cuando va terminando de leerlo, el locutor observa una luz rojiza hacia la cordillera. Luego aparecen 3 a 4 luces más, y empiezan a moverse y hacer figuras.

Los 3 hombres empiezan a describir y comentar en vivo lo que están viendo, analizando y descartando hipótesis, despertando conmoción en la audiencia. Muchos tratan de ver el espectáculo desde sus casas, o acuden a la radio con la intención de subir a la azotea, o buscan otros lugares para observar el fenómeno.

Se reciben muchos llamados, y también se hacen llamadas a carabineros, bomberos y la Fuerza Aérea. Uno de los radioescuchas filma el fenómeno. La cobertura en vivo del fenómeno dura unas 3 horas.

1998-99: El CEFAA y la Ufología chilena

Enero de 1999: Puerto Varas (Región de los Lagos). Durante una visita del Presidente Frei a un grupo de universitarios realizando trabajos de Verano, aparece un Ovni en varias de las fotografías del encuentro. Expertos descartan defectos en los rollos o cámaras con los que se tomaron las fotografías.

28 de Septiembre de 1999: Alto Jahuel. El guardia de seguridad Daniel Toro ve un disco luminoso semejante a la Luna, pero ubicado en el lado contrario a donde la Luna solía verse. Le calcula un tamaño de unos 20-30 metros.

Durante el mismo año, y en la misma localidad, Ricardo Muñoz comienza a trabajar como guardia de seguridad. A lo largo del año, en sus turnos de noche, llega a avistar varios Ovnis. En una ocasión, ve un Ovni en forma de trompo invertido, con luces blancas y celestes que cruza el cielo hasta perderse tras unos cerros. En otra, ve un Platillo Volador que despide luces naranjas y verdes. Etcétera.

21 de Febrero 1998: La Serena (Región de Coquimbo). Un grupo de ufólogos reunidos en un Congreso, envía una carta al Presidente Frei, pidiéndole una iniciativa respecto al Fenómeno OVNI. El Ministerio de Defensa responderá con la creación del CEFAA: Comité de Estudio de Fenómenos Aéreos Anómalos.

15 de Mayo de 1998: Base Aérea de Colina (Región Metropolitana). Un Ovni aparece en una fotografía de la ceremonia de graduación de conscriptos. La fotografía es llevada al CEFAA, para su estudio.

8 de Mayo de 1998: Cajón del Maipo. Patricio Fontirroig, junto a 4 personas más, realiza una expedición para un programa de UCV Televisión, a la cumbre del Cerro Licán, en donde los indios Chiquiyanes realizaban ceremonias a un «Pájaro de Fuego», que descendía ahí cada año.

A medida que asciende, los arrieros del lugar le hablan de una piedra en la cima del cerro, y le recomiendan que se acerque ella, diciéndole que es una piedra que concentra mucha energía, pues cuando hay tormenta, los rayos caen siempre ahí. Al llegar al lugar, uno de los camarógrafos deja las baterías de su cámara sobre la piedra. Al rato después, nota que éstas se han cargado de energía.

21 y 23 de Julio de 1998: Iquique. A instancia del programa «Ovni», Ketty Belma se hace unas regresiones hipnóticas para dilucidar lo ocurrido hace un año y medio. Esa noche, ella veía que por la puerta entraba una masita verde oscura, y empezaba a levantarse, tomando la forma de una especie de oruga, de grandes ojos y orejas, para luego tomar una forma humanoide.

5 de Agosto de 1998: Los Andes (Región de Valparaíso). El Regimiento de Telecomunicaciones «Los Andes» de Chile, invita al ufólogo Rodrigo Fuenzalida para dictar una conferencia sobre el Fenómeno OVNI.

Principios de 1999: El equipo de «Ovni» es llevado en una lancha patrullera de la Armada de Chile hasta la Isla Kent, en la Región de Aysén, y que sería una de las más cercanas a la Isla Friendship.

De vuelta en Santiago, el vidente Eduardo Godoy le dice al equipo del programa que alguien de la tripulación de la lancha (posiblemente, el rubio Comandante Carlos Alfaro) sabía de los Friendships, y donde estaban, y no los quiso llevar.

Febrero de 1999: Volcán San José, Cajón del Maipo. El arriero Roberto Molina, junto a otras personas, ve un Ovni semejante a una luna, haciendo piruetas.

5 de Marzo de 1999: Cerro Paraná, Región de Atacama. El Presidente Frei inaugura un conjunto de 4 telescopios, la instalación más potente del mundo hasta entonces, perteneciente al Observatorio Europeo del Sur (ESO). Los astrónomos esperan que el Observatorio Paranal sirva para detectar trazas de elementos asociados a la vida en otros mundos.

2000: Hipnosis a Claudio Pastén

8 de Marzo del 2000: El equipo de «Ovni» lleva a Claudio Pastén al hipnoterapeuta Cristóbal Schilling, para someterlo a una regresión hipnótica que lo ayude a recuperar su tiempo perdido en 1999.

En la regresión, Claudio se ve flotando desnudo dentro de la nave de los seres altos. Se siente mareado. Uno de los seres le toca la rodilla izquierda, que una vez se dañó jugando básquebol. El ser se presenta como Irenko, y lo lleva volando hasta una maravillosa ciudad, en donde hay personas viviendo felices, que lo saludan.

Luego, Cristóbal empieza a interrogar a Irenko, a través de Claudio. Al principio, Irenko habla en un idioma extraño, cuyo nombre dice que se llama Korania. Luego empieza a hablar en español.

Cuando Cristóbal dice que quisiera tener pruebas sobre las visitas extraterrestres, Irenko le sugiere leer «Génesis 6». Cristóbal busca una Bibla, y lee el pasaje, que habla de la época antediluviana, cuando los Hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos, que fueron los héroes famosos de la antigüedad.

Finalmente, Irenko le dice que puede tener un Encuentro Físico con él en el Cajón del Maipo, dentro de 33 días.

Marzo-Abril del 2000: La FIDAE ('Feria Internacional del Aire y del Espacio' de Chile) incorpora conferencias sobre el Fenómeno Ovni.

Abril del 2000: Tucapel (Región del Bío-Bío), entre las 22 y 23 horas. El veterinario Antonio Bocic se encuentra de visita en la propiedad de Pamela de la Cruz y su esposo, cuando se produce un bajón de luz y, finalmente, un apagón. Segundos después, una intensa luz blanca llega del exterior, iluminando todo, por un par de segundos, como si fuese de día.

Antonio y el esposo de Pamela salen a investigar, y no ven nada extraño. La luz eléctrica vuelve a los 3-4 minutos. Al día siguiente, Antonio y el esposo de Pamela salen a investigar nuevamente, y encuentran una zona triangular de vegetación aplastada en el suelo, cuyos lados miden unos 30, 20 y 20 metros.

Abril del 2000: El equipo de «Ovni» llega a El Morado con Claudio Pastén, para acudir al Avistamiento Programado por Irenko hace 33 días. Cristóbal Schilling decide no ir.

Hacia las 18:30 horas, Claudio se aleja del campamento, bajando a una zona termal para llenar unas botellas con agua.

Hacia las 21:30 horas, Claudio y el equipo ven una pequeña luz haciendo piruetas sobre los cerros, la cual no logra ser captada por las cámaras.

Posteriormente, llevan a Claudio donde Cristóbal, para una tercera y última sesión de hipnosis. Sorprendentemente, bajo hipnosis, Claudio dice que tuvo un nuevo Encuentro Físico con Irenko en el momento en que había bajado a buscar agua, y estaba alejado del equipo. Ambos seres se le aparecieron de nuevo, e Irenko le preguntó por qué no estaba Cristóbal en el lugar.

Entonces, durante la sesión, Irenko habla a través de Claudio: «Amigo Cristóbal. Tú me llamaste. Tú no fuiste... Cristóbal: Ver para creer. Haces cosas, y no sabes qué. ¿Por qué estudias tanto, si tú mismo te enredas?... Cristóbal: Tú eres el que pierde».

Cristóbal le pregunta por qué ha dicho eso último. Irenko responde: «Porque me voy, Cristóbal. Y aún no has salido a verme. Conoce tus Latitudes: 15 grados Latitud Norte. Ver para creer».

El equipo interpreta estas palabras como que hay que salir en ese momento a mirar el cielo. Salen un momento, y por unos segundos, miran el cielo en dirección Norte, esperando un posible Ovni. Hacen un barrido de cámara de unos 10 segundos, y al no ver nada, vuelven a entrar al lugar donde se hace la sesión.

No lo ven, pero al principio y al final de ese breve barrido de cámara, se ve una pequeña luz titilando en el cielo.

Volviendo a la sesión, Cristóbal reprocha, en plan escéptico: «Claudio: No se ve nada. Además, está nublado. ¿No te parece un poco raro todo esto?». Irenko responde, a través de Claudio: «Entonces eres tú el que no puede ver, Cristóbal».

Cristóbal sigue reprochando: «Pero tampoco pudo ver el equipo, Claudio». Irenko responde: «Cristóbal: ¿Es eso culpa mía?».

Terminada la sesión, Cristóbal y Claudio confrontan sus impresiones finales sobre el caso.

Cristóbal dice: «Yo pienso que, puede que hayas visto una luz. Puede que hayas visto unas cosas. Es simplemente el modo de funcionar tuyo acá adentro [señalando su cabeza]. Cada uno tiene distintos modos de funcionar. Y tu sistema de funcionamiento, te permite, tal vez, ver una luz, y a partir de eso, ir creándote una historia, o imaginándote que, efectivamente, viste algo real. Y que después lo olvidas. Y, en estado de hipnosis, hay partes que, efectivamente, son muy ciertas; que tú efectivamente recuerdas. Pero hay cosas que la mente, de repente, va mezclando».

A esto, Claudio responde, simplemente: «Estoy bien. No estoy loco».